Son ondas generadas neumáticamente que se aplican sobre tejidos blandos de manera superficial con una máxima penetración de 40mm.
Esta técnica no es invasiva, muy segura y poco dolorosa.
¿Cómo actúan sus efectos fisiológicos?
Los efectos fisiológicos de la terapia de ondas de choque y su forma de acción son los siguientes: causar microscópicos efectos biológicos intersticiales y extracelulares que producen una mecanotrasducción que fomenta la regeneración de tejidos.
A partir de este efecto general fisiológico se producen los siguientes efectos: Efectos analgésicos, efectos antiinflamatorios, aumento temporal de la vascularización, activación de la angiogénesis o formación de nuevos vasos sanguíneos, Fragmentación de los depósitos cálcicos, Neo-osteogénesis en procesos de pseudoartrosis y retardos de consolidación.
Las indicaciones específicas de la terapia de ondas de choque dependerán del tipo de tratamiento ya que pueden usarse en rehabilitación de lesiones, en urología, en dermatología y en estética.
Lesiones donde se recomienda la terapia de ondas de choque
  • Epicondilitis y epicondilalgias.
  • Tendinitis y tendinopatías crónicas.
  • Tendinopatías calcificantes.
  • Entesitis aquílea.
  • Fascitis plantar y espolón calcáneo.
  • Pseudoartrosis y retardos de consolidación de las fracturas.
  • Fibrosis muscular postraumática.
  • Osteocondritis y necrosis avascular.
  • Acciones sobre el tendón.
  • Favorece la mitosis celular, la regeneración tisular, aumenta la formación de hueso, cartílago o tejido conjuntivo nuevo.
  • Aumento de tenocitos, los tendones se irán regenerando.
  • Se generarán vasos sanguíneos nuevos y la zona estará revascularizada

ESPECIALISTAS